El uso de cámaras para pillar al empleado ladrón es legal

Solo es preciso avisar en la puerta del establecimiento de que hay cámaras
No es preciso indicar a los empleados de que se les puede vigilar

El Tribunal Supremo confirma su doctrina sobre la aceptación como medio de prueba de la grabación de imágenes por cámaras de vídeo-vigilancia sin el aviso previo al empleado y obliga a un juzgado de lo Social a admitirlas y volver a emitir sentencia sobre un despido, que en su momento desestimó

El Pleno de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia, de 31 de enero, en unificación de doctrina que admite como prueba en los juicios por despido las grabaciones efectuadas por las cámaras de vídeo-vigilancia en el lugar de trabajo.

La empresa demandante despidió a un dependiente por transgresión de la buena fe contractual, fraude, deslealtad y abuso de confianza por una “presunta actuación de hurto y de manipulación de tickets en diversas ocasiones”.

Ver noticia completa